Reportaje Oh!Magazine 09 de noviembre 2013

Por Emerzon Castillo.

"Si pensabas que el crochet se limitada a los clásicos pañitos que tejían las abuelas para los bebés, estás quivocada o equivocado. Paola Severino, producto de haber estudiado en un colegio de monjas, el cual ofrecía una materia llamada "Arte y Manualidades", es como se enamora del famoso crochet o ganchillo.

Desde el año 2008 decide formar "Manolité", un negocio basado en esta técnica y, en su búsqueda por reformar este material, se dio cuenta que existían cientos de cosas que podrían crearse con este. 

Carteras, aretes, collares, corbatines, pulseras, son solo algunos de los accesorios confeccionados por esta joven, graduada de Mercadeo y con una maestría en Estrategia Empresarial, ambas en la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM), recinto Santo Domingo.

Actualmente cuenta con un equipo, que trabaja para las diferentes líneas, damas, niñas, bebés, caballeros y hogar. Al momento de cuestionarla sobre si repite creaciones, nos relató que existen productos icónicos que nunca pasan de temporada y que el público los continúa comprando desde el inicio de la marca, mientras que otros son lanzados bajo alguna época específica como Navidad, verano o madres.

Severino trata de personalizar al extremo sus artículos, de modo que los mismo no se parezcan en nada a otros, ya que el mercado al igual que la competencia es muy amplia. Ha participado en distintas ferias y bazares, como en Casa de Campo, Dominicana Moda, Blue Mall, UNIBE, APEC, PUCMM y actualmente se prepara para participar del New York Craft Fair. 

Síguela en Facebook e Instagram como Manolité Artesanías"